More

    Science Digest – Estudio clínico del CBD: Incorporación de cannabis medicinal al tratamiento analgésico estándar de la fibromialgia

    Además del régimen actual de medicamentos que siguen los pacientes con fibromialgia, muchos de ellos buscan alternativas para aliviar el dolor, como el uso de cannabis medicinal. ¿Puede ayudar el cannabis en estos casos? ¿Es seguro? ¿Qué dice la ciencia?

    ¿Puede ayudar el cannabis a pacientes con fibromialgia?

    Este mismo año, un equipo de médicos y científicos de Italia publicaron un estudio que puede arrojar algo de luz sobre estas preguntas. Realizaron un seguimiento a 102 pacientes con fibromialgia que acudían a sus consultas en el Hospital Universitario Luigi Sacco en Milán y que no respondían al tratamiento analgésico estándar. Los pacientes seleccionados habían recibido terapia analgésica estándar durante al menos 3 meses. Aun así, tenían una puntuación en la Escala Visual Analógica (EVA; Visual Analogue Scale, por sus siglas en inglés “VAS”) de ≥4. Este estudio no incluyó ni a pacientes que tuvieran otras afecciones médicas además de la fibromialgia ni a pacientes que hubieran consumido cannabis recientemente.

    Se les dijo a los pacientes que comenzaran lentamente con el tratamiento médico con cannabis, empezando con una pequeña dosis por la noche de Bedrocan (22% THC, 1% CBD) seguida de Bediol (6.3% THC, 8% CBD) por la mañana. Anteriormente, la mayoría de los estudios solían emplear nabilone, un único cannabinoide sintético vendido comúnmente como Cesamet. Sin embargo, si estás familiarizado con el Entourage Effect (hace alusión al efecto sinérgico producido por la acción conjunta de los compuestos de la planta del cannabis), entonces sabrás que el máximo potencial terapéutico se consigue empleando la flor de cannabis entera, como lo hacen Bedrocan y Bediol, que contienen múltiples cannabinoides.

    Debido a que la composición química de las distintas plantas de cannabis puede varíar (conocida como quimovares), es importante probar varias preparaciones de cannabis para tratar la misma enfermedad.

    Como explican los autores de este estudio:

    “Este razonamiento subyace del empleo de dos formulaciones diferentes en el presente estudio: Una mayor proporción de THC frente a CBD tiene propiedades analgésicas más potentes, pero no se puede utilizar por la mañana por motivos legales. Sin embargo, si se puede tomar una formulación más baja de THC por la mañana ya que se asocia con una menor somnolencia.

    Está claro que, en general, ya que todavía se está investigando una formulación (tratamiento médico con cannabis) y una dosis ideales para la fibromialgia, la estrategia de tratamiento es empírica y se basa en la experiencia clínica.”

    El extracto de la planta de cannabis empleado en este estudio se obtuvo a partir de material de planta de cannabis estandarizado y diluido en aceite (1 g de cannabis en 10 g de aceite de oliva). Sin embargo, a los pacientes se les permitió aumentar la cantidad en función de sus necesidades sin exceder un total de 120 gotas al día.

    ¿Cómo se evaluó a los pacientes?

    La primera consulta de seguimiento fue tras 4-8 semanas de tratamiento con cannabis medicinal y desde entonces, cada 2-3 meses durante un total de 6 meses. En cada visita, los pacientes respondieron varios cuestionarios:

    1. El Cuestionario revisado sobre el impacto de la fibromialgia (Revised Fibromyalgia Impact Questionnaire, por sus siglas en inglés “FIQR”) se divide en 3 ámbitos:
      • Función física
      • Impacto general de la fibromialgia en el funcionamiento y la gravedad general de los síntomas
      • Síntomas (memoria, dolor, equilibrio y sensibilidad ambiental a ruidos fuertes, luces brillantes, olores y temperaturas frías)

    La puntuación total del FIQR es la suma de las tres puntuaciones ajustadas.

    1. El Estado de evaluación de la fibromialgia (Fibromyalgia Assessment Status, por sus siglas en inglés “FAQ”), combina puntuaciones relativas a la fatiga con la calidad del sueño y las puntuaciones de la escala de dolor SAPS (Self- Administered Pain Scale, por sus siglas en inglés “SAPS”) para proporcionar una medida única de la actividad de la enfermedad (rango 0-10). 
    1. La Escala de la fatiga “Evaluación funcional de la terapia de enfermedades crónicas” (Functional Assessment of Chronic Illness Therapy, por sus siglas en inglés “FACIT”) empleada para evaluar la fatiga. La puntuación total es la suma de las 13 partes individuales y oscila entre 0 (máxima fatiga) y 52 (sin fatiga). 
    1. El Índice de calidad del sueño de Pittsburgh (Pittsburgh Sleep Quality Index, por sus siglas en inglés “PSQI”) mide con retrospectiva la calidad del sueño y los trastornos del sueño, en el que las puntuaciones más altas indican un sueño más deficiente.
    1. La Escala de autoevaluación para la depresión de Zung (Zung Self-Rating Depression Scale, por sus siglas en inglés “ZSR-D”) que cuantifica la depresión, en el que las puntuaciones más altas indican una depresión más significativa. 
    1. La Escala de autoevaluación para la ansiedad de Zung (Zung Self-Rating Anxiety Scale, “ZSR-A”) que cuantifica la ansiedad, en el que las puntuaciones más altas indican una ansiedad más significativa.

    Antes de analizar los principales resultados del estudio, es crucial tener en cuenta que, de los 102 pacientes con fibromialgia inicialmente reclutados, 66 completaron el estudio. Por lo tanto, los resultados son de un grupo de 66 pacientes. Es un grupo de buen tamaño para este tipo de investigación, pero muy pequeño para representar fielmente a la población de pacientes con fibromialgia. Si te estás preguntando por qué nos molestamos en indicar que inicialmente fueron reclutados 102 pacientes, es simple. Este tipo de estudios tiene que reportar la tasa de abandono y las causas que llevaron al paciente a interrumpir su tratamiento, las cuales se mencionarán más adelante.

    ¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

    Veamos los resultados de los cuestionarios: 

    • El 45.5% de los pacientes permaneció en una situación clínica estable de acuerdo con las puntuaciones del FAS.
    • El 54.5% de los pacientes experimentó más fatiga de acuerdo con las puntuaciones del FACIT-Fatigue.
    • El 44% de los pacientes experimentó una mejora de la calidad del sueño y menos trastornos del sueño de acuerdo con las puntuaciones del PSQI.
    • El 33% de los pacientes experimentó una significativa mejora clínica de acuerdo con las puntuaciones del FIQR.
    • El 42.4% de los pacientes experimentó menos ansiedad de acuerdo con las puntuaciones del ZRS-A.
    • El 50% de los pacientes se sintió menos deprimido de acuerdo con las puntuaciones del ZRDS-D.

    Es importante mencionar que la única variable asociada con una mejora en las puntuaciones del FIQR fue el índice de masa corporal (IMC): Pacientes con un IMC más alto necesitaban de dosis más altas de cannabis. 

    Al final del periodo de tratamiento de 6 meses, casi la mitad de los pacientes habían reducido o interrumpido su tratamiento analgésico

    Fuente: Adding medical cannabis to standard analgesic treatment
    for fibromyalgia: a prospective observational study

    Un tercio de los pacientes con fibromialgia que completaron el estudio reportaron haber experimentado efectos secundarios desde leves a graves. Estos incluían los habituales efectos secundarios del cannabis medicinal: mareos, somnolencia, palpitaciones, náuseas y sequedad en la boca.

    Fuente: Adding medical cannabis to standard analgesic treatment
    for fibromyalgia: a prospective observational study

    Si un significativo número de pacientes con fibromialgia se beneficiaron del tratamiento médico con cannabis (MCT) y los efectos secundarios fueron leves-moderados, entonces, ¿qué fue lo que llevó a algunos pacientes a abandonar?

    De los 102 pacientes con fibromialgia inicialmente reclutados, 35 no completaron el estudio:

    • Veinticinco pacientes no volvieron a la clínica, pero diez de ellos continuaron el tratamiento con cannabinoides en otro centro
    • Seis pacientes dejaron el tratamiento por los efectos secundarios
    • Tres pacientes interrumpieron el tratamiento porque no sentían ninguna mejora
    • Dos dejaron el tratamiento por el alto coste

    Los autores de este estudio sostienen que, en base a los resultados, el cannabis medicinal debe ser considerado para el tratamiento de los síntomas de la fibromialgia, especialmente en aquellos pacientes que sufren significativos trastornos del sueño y síntomas ansioso-depresivos leves. También destacan la importancia de determinar qué subgrupos de pacientes de fibromialgia son los que mejor responden al tratamiento.

    [Este estudio] demostró que el MCT ofrece una ventaja clínica en términos de eficacia, especialmente por sus efectos en el sueño y en la calidad de vida. Sin embargo, se necesitan más estudios para establecer la mejor estrategia terapéutica en términos de la posología, la proporción de THC frente a CBD y la duración del tratamiento.”

    Entonces, ¿qué significa esto para los pacientes de fibromialgia?

    Este estudio sugiere que, para las personas con fibromialgia, el CBD junto con otros cannabinoides, podría mejorar el sueño y la salud mental general. Además, también podría ser posible la reducción o interrupción de otros medicamentos para el dolor que toman actualmente los pacientes.

    Aunque, de acuerdo con este estudio, tomar THC/CBD pueda ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia, lamentablemente parece poco probable que en realidad pueda aliviar el problema. Si estás considerando añadir aceite de CBD puro (amplio espectro) a tu dieta, por favor, consulta con tu médico ya que puede interferir con tu medicación.

    CARINA PINTO KOZMUS
    Autora

    ŽELJKO PERDIJA M.D.
    Revisor


    Compra sugerida:
    Visita Ardoa Market para comprar las gotas de CBD del espectro más amplio disponible.

    Related Articles

    Get in Touch

    294FansLike

    Latest Articles